Chris,Sudáfrica, habla de su experiencia en el Institut de Touraine

Chris pasa un mes estudiando en el Institut de Touraine. Nacido en Pretoria, vive en Sudáfrica y trabaja para la LCA, que asegura la protección de la naturaleza en los 16 países de Africa. Chris viaja mucho para su trabajo, así como hacia los paises de la Africa del oeste, francófonos en mayoría.

IEFT : Chris, ¿ por qué escogio aprender francés ?

CM : Ya que trabajo también con asociados francófonos, tenía que hacer el esfuerzo de aprender su idioma, para ya no necesitar a un traductor y resultar más independiente y directo en mis contactos con mis interlocutores. Llegué a principios de enero sin hablar francés y, después de 4 semanas, tengo bases sólidas y una verdadura estructura. Es exactamente lo que me hacía falta. En estas bases, debo adquirir más y más vocabulario. Es lo que haré tan pronto como vuelva a Sudáfrica.

Me alegra ser capaz de poder mostrarles respeto a mis interlocutores francófonos intercambiando con ellos en su idioma.

IEFT : ¿ Por qué ha escogido aprender francés en Francia y particularmente en Tours ?

CM : ¡ Lo importante es una inmersión total ! El francés no es únicamente un idioma sino que goza de una cultura muy original.

No escogí a París sino a Tours por un motivo muy sencillo : París es demasiado cosmopolita. Pienso que resulta imposible aprender francés en París porque los parisienses, poco pacientes, pasan demasiado deprisa al inglés, sobre todo con principiantes como yo. En Tours, la gente no tiene tanta prisa y aquí sí que se puede realmente hablar francés e intercambiar con los habitantes. No más necesidad de google translate.

IEFT : ¿ Qué les aconseja a los estudiantes que buscan realmente la inmersión para progresar más rápido ?

CM : ¡ Un alojamiento en una familia hospedera ! La mía era estupenda : una casa hermosa y perfectamente limpia, relaciones agradables, ayuda…  Así puedo practicar el francés cada día sin límites.

Otro punto positivo : Gabriela es una cocinera excelente y me hace probar gastronomía francesa. Se debe saber que en Sudáfrica la gastronomía no tiene tanta importancia como en Francia. Pues, aquí descubro con mucho gusto las riquezas de la cocina francesa.

IEFT : Hablemos un poco de las clases y de su curso, Chris.

CM : Me gustan mucho las clases y mis dos profesores. He aprendido mucho a pesar de la brevedad de mi estancia, sólo 4 semanas. Tomo muchos apuntes en clase : esto me permitirá seguir trabajando cuando esté de vuelta en casa.

Los cursos en el Institut son internacionales : en el mío, hay estudiantes del Japón, de Sudán, del Qatar, de Méjico, Arabia Saudí, Ucrenia, una riqueza cultural increíble. Llegamos a ser una verdadera familia.

Tengo que decir que, al inscribirme, me preocupabandos cosas : 1) ¿ cómo pasará la convivencia con estudiantes, generalmente más jóvenes que yo (entre 19 y 39 años) y yo con mis 62 !?  2) ¿ Sería capaz de seguir las clases sin demasiadas dificultades ? Sin vacilar, puedo afirmar que, al hallarme con estudiantes más jóvenes, me siento yo mismo como rejuvenecido y formo parte integral de la pandilla : ¡ resulta ser una experiencia formidable e inesperada, un inmenso enriquecimiento personal también ! Sobre todo, no se debe vacilar en mezclarse con personas de otras nacionalidades, más jóvenes o mayores de edad !

IEFT : Da mucho gusto oírle hablar de su estancia con tanto entusiasmo. Entonces, ¿ nada negativo ?

CM : Un punto único : no tuve tiempo para disfrutar de las excursiones y actividades propuestas por el Institut porque, en los fines de semana, me dedicaba a mi trabajo y hasta a viaje profesionales.